jueves, 3 de marzo de 2016

La vida es un disparo que nunca da en el blanco - Una paloma se poso sobre una rama a reflexionar sobre la existencia (2014) - Roy Andersson

La vida es un disparo que nunca da en el blanco es el título de la novela póstuma del mexicano Rafael Chaparro Madiedo que comienza con las siguientes palabras: "Lo malo de las obras póstumas es que no se le puede reclamar al autor por los vacíos que deja y la amargura de los espacios en blanco". Y qué es la existencia de un ser humano sino su obra póstuma? Y cuantos espacios en blanco y qué tamaño deberá tener su fe de erratas!. Sobre el disparate de la vida y lo absurdo de la existencia del ser humano se pone a pensar Roy Andersson en "Una paloma se posó sobre una rama a reflexionar sobre la existencia" a través de un par de viajantes perdedores, vendedores de artículos de broma, que tienen tres encuentros con la muerte. Es la tercera parte de su trilogía sobre el sentido de la vida continuando a Canciones del segundo piso (2000) y La comedia de la vida (2007). Con un humor absurdo, frío, ácido y totalmente aséptico (Sin tortazos, caídas o pedorreadas) los personajes recorren escenarios totalmente desprovistos de temporalidad mostrando a su paso los jirones de las historias de los personajes circundantes. También se toma su tiempo el director para hurgar en las propias miserias de la sociedad sueca pidiendo perdón por su silencio. Eso sí, los salvajes que cometen atrocidades no hablan sueco sino inglés. Tristeza y melancolía surgen de cada escena sin efectos especiales y con planos fijos de una sola cámara mostrando distintas reacciones del ser humano ante la muerte y la preocupación de todos a la distancia repitiendo "Me alegra saber que todos están bien". No es un humor para las carcajadas pero sí para reflexionar. Ganadora del Festival de Venecia de 2014. Ver trailer
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario