sábado, 12 de marzo de 2016

Los diarios están en extinción como los profesores - Eva Braun (2015) - Simone Scafidi


Con varias referencias a escritores con literatura erótica como Mandiargues (Basta con una cuchilla en las manos de un negro y en tres movimientos expertos tu perla, tu ídolo, tu pieza maestra de la creación, parecerá la cabeza de un ternero) o Bataille y otros como MarkTwain hay un intento de semejar al gran maestro Pier Paolo Pasolini con los 120 días de Sodoma de Sade. Hasta en el nombre del personaje principal, Pier. 
Pier es un político italiano electo que empapela la ciudad con sus afiches que rezan "Elegido por el pueblo, elegido por Dios". Es la primera referencia a Hitler en el film, apenas inicia. Tiene una secretaria a quien nombra Romy como su perro de niño, a quien adoraba. Es bastante más que una secretaria. Es su amante y se encarga de encontrarle personas con necesidades económicas o de ambición que pagarían cualquier precio a cambio de lograr lo que quieren o necesitan. Las reúne en una Villa en la que pasó su infancia en la campiña italiana donde Pier juega a denigrar sexualmente a cada uno de ellos. En una escena pinta en la espalda de una de sus esclavas sexuales la cruz y la hoz comunistas, como una segunda referencia al fuhrer y, cuando Romy comienza a buscar otro mecenas, se presenta como Eva Braun, la paciente y leal amante y por unas horas esposa de uno de los hombres más terribles de la Historia de la humanidad.
Con todo esto, mas allá de intentar darle un aire intelectual, lo que se logra es aburrir. Las imágenes no son artísticas, son burdas. Cuando se llega a extremos verdaderos, el protagonista termina autocensurándose. Podrá querer ser una crítica social a la clase política italiana pero lo único que logra es escandalizar. Tampoco hay erotismo.
Para públicos demasiado radicales. Ver trailer
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario