sábado, 9 de abril de 2016

AN - Una pastelería en Tokio (2015) - Naomi Kawase

Sentaro es un taciturno administrador, en los suburbios de Tokio, de una pastelería a pesar de que no le gustan los dulces. Esto es debido a que tiene una deuda muy grande con el dueño del local. Cada día sigue su ritual fumando lo más lejos posible del negocio, ataviándose y preparando la mezcla de panqueques que luego serán rellenados de An, una pasta dulce de frijoles rojos que le preparan de manera industrial exclusivamente para él, para preparar sus dorayakis; la especialidad de la casa. Forman parte de ese ritual las relaciones con un grupo bulliciosas alumnas adolescentes y con Wakana, otra estudiante a quien le reserva todos los panqueques defectuosos. También es solidario con cada detalle que le provoca alguna imperfección a su producto entregando otro gratis.

Atraída por el aroma de los dulces bajo los cerezos en flor, Tokue de 76 años se acerca para encontrarse con la sorpresa de que hay un cartel pidiendo personal. Se ofrece como empleada y, después de varias negativas, termina convenciendo al Jefe haciéndole probar su propia pasta dulce de frijoles rojos. Todo esto es a pesar de sus manos defectuosas. Esto provoca el cambio de los hábitos del negocio. Hay que entrar a trabajar varias horas antes para preparar su propia An. El nuevo producto es tan deliciosos que los clientes empiezan a hacer cola en el negocio para no perdérselos. A Sentaro le vuelve la sonrisa al rostro.

El secreto está en la filosofía de vida de Tokue, quien habla con los frijoles porque son el alma del dulce. Es hospitalaria con ellos porque "Han recorrido un largo camino para llegar aquí". Los trata con respeto y dedicación poniendo todo su sentimiento. Lleva 50 años preparando esta pasta. Tiene una técnica muy particular, única e incomparable. No tiene teléfonos. "Prefiere escribir cartas". 

Lo que no sabe Sentaro es que está formando parte de uno de esos milagros que produce la humanidad sólo cuando no sabe que lo está provocando. Cuando la humanidad se da cuenta de eso siempre termina arruinando todo.

Una película sensible, emotiva y simple que recibió 10 nominaciones, incluyendo una para la directora en Cannes 2015, ganando cinco de ellas. Tres personajes que viven en soledad se cruzan intercambiándose enseñanzas más allá de las diferencias generacionales. Una conmovedora oda a la libertad.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario