viernes, 8 de abril de 2016

Grand Hotel Budapest (2014) - Wes Anderson

La historia principal narra las aventuras de Gustave H, un conserje legendario en un famoso hotel europeo de entre guerras, y Zero Moustafa, el niño que se convierte en  discípulo y su amigo más confiable.

Las imágenes evocan las películas de su época, que es la década de 1930. Pero hay dos marcos alrededor de esta narrativa, que es en efecto un flashback dentro de un flashback. Comienza en 1985, bajo un cielo gris Post Comunista en la República ficticia de Zubrowka, una tierra montañosa que los cartógrafos podrían haber trazado en alguno de los sucesivos imperios - otomano, austrohúngaro o soviético. 

"The Grand Budapest Hotel" abarca cuatro líneas de tiempo diferentes (el presente, 1985, 1968 y 1932). Un escritor envejecido (Tom Wilkinson) ahuyenta a su nieto y recuerda el momento en 1968, cuando su yo más joven (Jude Law) se alojaba en un vacío Grand Budapest Hotel donde conoce a su titular, el elegante y enigmático Sr. Moustafa (F. Murray Abraham).

Por su parte, Moustafa recuerda sus primeros días en el hotel, donde era un simple muchacho conocido como Cero (Tony Revolori) y el lugar estaba dominado por su conserje carismático Gustave H., interpretado por Ralph Fiennes con una alta vivacidad y un bigote cautivador, 

Gustave es a la vez cortesano y soberano, un servidor dedicado obsesivamente a los invitados y a impartir reglas caprichosas al personal. El corrige sus leves fallos de conducta y les da conferencias sin fin en las comidas. Es un amante de la poesía y también de las mujeres de edad avanzada que lo invitan a sus suites. De alguna manera, él es a la vez un asceta y un sensual, muy disciplinado y completamente irresponsable. Un hombre completamente ridículo y al mismo tiempo, "un rayo de la civilización en el bárbaro matadero que conocemos como la humanidad."
Esa frase aparece dos veces en la película y es la clave de sus intenciones.

"The Grand Budapest Hotel", octavo largometraje del Sr. Anderson, hará las delicias de sus fans
No hay duda de que el Sr. Anderson posee una sensibilidad distintiva y un estilo visual consistente
Siempre hay magia en el aire cada vez que una película de Wes Anderson es estrenada en los cines. 
Tiene el sello de las comedias dramáticas de Anderson pero, sus efectos visuales parecen mejorados a pesar de que algunos fondos parecen ser miniaturas. No obstante ello, hay escenas como en la que Willem Dafoe está delante de una puerta en un callejón poco iluminado mientras nieva. Simple, pero magnífica gracias a las técnicas de Anderson.

A lo largo de la película hay varios cameos; Adrien Brody, Jason Schwartzman, Edward Norton, Owen Wilson, Bill Murray, Tilda Swinton, Jeff Goldblum y Harvey Keitel. Mientras que la película es divertida, por ejemplo es brillante la escena en la que los presos se escapan de una prisión usando diminutos martillos y picos que han sido objeto de tráfico frente, y maravillosa para mirar; da la impresión de que se tratara de una pintura sin los toques finales o un dibujo muy detallado que nunca se terminó. Hay un maravilloso uso de la paleta de colores pastel.

Esta es una película en la que se retrata una escala social especialmente rica y compleja de la cultura europea del siglo 20 donde se reúne personajes excéntricos que poseen una especie de melancolía alocada, 

Hermoso y frágil el Hotel fue casi demolido, sobreviviendo principalmente como objeto fantasmal de la añoranza. Anderson abraza esta nostalgia de una modernidad pasada de compartimentos de ferrocarril, telegramas y equipaje a mano; lleno de aristócratas, mozos discretos y obreros rubicundos; de la pintura y la poesía; pero también trata de trabajar a través de ellos para capturar algo de la vitalidad y la peculiaridad de un mundo desaparecido.

Este film ha tenido 329 nominaciones en distintos Festivales ganando 121 premios incluyendo 4 Oscar (Vestuario, escenografia, maquillaje y banda de sonido). el Golden Globe a mejor comedia, 5 BAFTA (Repitiendo las categorías del Oscar más guión) y Oso de plata en Berlín al Director.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario